En Vidahora vivimos por y para la salud laboral y  por eso queremos que conozcáis todo lo posible sobre lo que rodea a esta cuestión. En esta ocasión, vamos a hablaros de la Declaración de Luxemburgo, un manifiesto firmado por los miembros de la Red Europea para la Promoción de la Salud en el Lugar de Trabajo (PST). Tenemos dos razones para hacerlo; la primera y más obvia porque esta declaración es vital para la existencia real de empresas saludables; la segunda porque Vidahora ¡ya es parte de esa red!

El objetivo de la PST es conseguir una labor conjunta entre “los empresarios, los trabajadores y la sociedad para mejorar la salud y el bienestar de las personas en el lugar de trabajo”. El pilar de su mensaje es la mejora de la organización y las condiciones de trabajo y el fomento de la participación activa y el desarrollo del trabajador como ente individual.

Esta iniciativa, apoyada por la Comisión Europea, encaja a la perfección con la idea que defendemos desde Vidahora; un trabajador sano y preparado va a estar más motivado y va a rendir más en su puesto, por lo tanto su bienestar individual tendrá como resultado un beneficio económico para la empresa. Es más, no solo desde el punto de vista productivo, sino en términos de ahorro en costes por bajas laborales de diversa índole (desde problemas físicos a los cada vez más comunes factores psicosociales).

La principal tarea de la Red Europea es identificar ejemplos de buenas prácticas en PST y darles voz para que cuenten su experiencia y compartan sus conocimientos. El objetivo final es que los estados miembros entiendan la importancia de todo lo relativo a la salud laboral  y le presten la atención y dedicación que merece.

Como medidas concretas, os presentamos a continuación algunas de las que se fomentan desde la PST:

  • Unos principios y métodos que reconozcan que los trabajadores son un elemento necesario dentro de la empresa y no un mero coste.
  • Una cultura y principios donde los trabajadores se vean involucrados y responsables, aumentando así su motivación y autoestima.
  • Una política de personal que incorpore activamente la promoción de la salud.
  • Un servicio integrado de seguridad y salud en el trabajo.

Importante: todos estos mecanismos de mejora de la salud laboral solo serán eficaces si se establece un compromiso entre todos los miembros de la empresa y dentro de todas las áreas de la misma. Sin participación, las buenas intenciones caerán a buen seguro en saco roto.

Sin embargo, la Red Europea para la PST también es consciente de los retos a los que nos enfrentamos en nuestro entorno laboral actual (paro, globalización, envejecimiento de la población trabajadora...) y por eso establece unas prioridades dentro de su plan de actuación.

Uno de los primeros pasos, ya destacados, es sensibilizar y fomentar el compromiso de todos los integrantes de las empresas acerca de los temas salud laboral. Para eso, se utilizarán los casos de éxito previamente identificados y se redactarán guías para la práctica efectiva de la PST.

Otra vía de actuación será, por una parte, asegurar el compromiso de los estados miembros de cara a incorporar los programas de PST a sus políticas y, por otra, afrontar los problemas específicos que surjan de la colaboración con las PYMES.

Por todo lo expuesto hasta ahora es un orgullo decir que Vidahora es nuevo abanderado de la causa que defiende la Declaración de Luxemburgo, porque creemos que sin salud laboral no hay empresa válida que se precie, todas y cada una de ellas deberían ser empresas saludables :)